SOCIEDAD BACH: LA ANTORCHA DEL IDEAL CULTURAL

La historia de la Sociedad Bach se remonta al año 1917, en la ciudad de Santiago de Chile, cuando el compositor, Domingo Santa Cruz reunió a un grupo de amantes de la música coral (Carlos Humeres Solar, Ricardo Canales Pizarro, Guillermo Echenique Correa, Wenceslao Vidal Ovalle, José Ovalle García Huidobro, Luis Vergara Larraín, Gerardo Wolter) para formar la agrupación cuyo nombre  reseñaba a la "Société Bach" de Paris. 

En la época, los centros de estudios musicales se desarrollaban en los núcleos familiares, principalmente aristócratas, a cargo de los más famosos intérpretes y en torno a los más afamados compositores europeos. Fue en este escenario en el cual se  inició la actividad pública de la Sociedad Bach en 1924. Este año marcó un hito en la historia de la vida musical chilena, pues el rumbo de este organismo señaló la institucionalización definitiva de la actividad musical del país. 

En 1927 Santa Cruz fundó el Conservatorio Bach, cuya definición curricular fue la base del posterior Conservatorio Nacional. Así, el 31 de diciembre del año 1929 se fundó en la Universidad de Chile la Facultad de Bellas Artes. Con la fundación de esta facultad se le dio por primera vez rango universitario a los estudios de música y artes plásticas.

Luego de exitosos años de cambio para el panorama musical chileno, la Sociedad Bach entró en receso indefinido el año 1932. Además de los antes mencionados aportes, la Sociedad Bach fue creadora de la revista "Marsyas" e impulsora de ambiciosas temporadas de concierto impulsora de toda la actividad coral de nuestro país. 

SOCIEDAD JUAN SEBASTIÁN BACH DE LA SERENA: EL SUEÑO DEL MAESTRO

Ante una Sociedad Bach que no había logrado migrar a otras regiones y una actividad coral inexistente en la región de Coquimbo, el maestro Jorge Peña Hen funda en 1950  la Sociedad Juan Sebastián Bach de La Serena, la cual constituyó la base de la vida musical de la zona y cuya labor se extendió a Copiapó, Ovalle y el Norte Grande del país. 

Desde su fundación, la Sociedad Juan Sebastián Bach de La Serena creó, en 1952, una pequeña orquesta aficionada que dio paso, un año más tarde, a la Orquesta de Cámara de la Sociedad Bach. Consiguientemente, la labor de la sociedad se extendió hacia la creación del Conservatorio Regional de La Serena el año 1956 (dependiente de la Universidad de Chile) y la creación de la Orquesta Filarmónica de La Serena el año 1959. 

Tras la disolución de la Orquesta Filarmónica, el año 1963, Jorge Peña Hen decidió dar impulso a su "Plan de Extensión Docente". En 1964, una comisión integrada por: Dionisio Rodríguez Aguirre, Héctor Larraguibel, Lidia Urrutia Canut de Bon, Max Muñoz Hernández y Lautaro Rojas Flores da paso a la creación de la Escuela Experimental de Música, formalizada el 13 de mayo de 1965 por el Ministerio de Educación. 

El gran impacto que tuvo la creación de la primera orquesta infantil de Latinoamérica se ha visto reflejado en instituciones exitosas como la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile, el Sistema de Orquestas de Venezuela y múltiples modelos similares en todo el mundo. 

FUNDACIÓN CULTURAL 'SOCIEDAD BACH LA SERENA': HACIA NUEVOS RUMBOS

Tras el cese de actividades de la Sociedad Juan Sebastián Bach de La Serena, la actividad cultural de la región fue, por muchos años, liderada por el Conservatorio Regional de La Serena y la Escuela Experimental de Música, cuyas evoluciones dieron como resultado el Departamento de Música, dependiente de la Universidad de La Serena, y la Escuela Experimental de Música "Jorge Peña Hen", respectivamente. 

La escena cultural de la región de Coquimbo es, en la actualidad, tremendamente variada y activa, abriéndose camino en cada una de sus comunas y existiendo como una arteria vigorosa en cada uno de sus habitantes. Es, sin embargo, notoria la falta de espacios para el desarrollo de las artes, así como, consecuentemente, la existencia de formatos artísticos que sólo pueden emerger de espacios idóneos. Por otra parte, la creciente oferta cultural y la gran cantidad de artistas emergentes hace necesario un aparato cultural completo, dedicado al impulso, desarrollo y divulgación de la cultura. 

Co-fundada por Manuel Figueroa Bolvarán y  Carmen Zamora (primera Presidente), la constituye: Victoria Vial (primera Tesorera), Gonzalo Tomckowiack, Esteban Correa y Enrique Díaz Julio (Directores), la Sociedad Bach La Serena busca impulsar un plan de desarrollo cultural a través de ejes de acción como la extensión, educación, formación, internacionalización, rescate y protección de patrimonio, formación de audiencias y realización de eventos artísticos. 

Este plan de desarrollo tiene como finalidad el fortalecer el material humano y patrimonial hacia una avance cultural de la región. 

"La Sociedad Bach se anunció ante todo como <<un movimiento, una corriente renovadora>> y eso fue lo que substancialmente constituyó. Encarnó como la representación de la música y partió en batalla por sus fueros, sin cejar un día, desde que anunció su pública aparición. 'Desde que Uds. han venido', dijo alguien, por allá por 1926, 'no se puede vivir en paz' y esto fue la verdad; no dejamos nunca en sosiego lo que debía ser cambiado, ni aceptamos la actividad de personas que a nuestro juicio representaban atraso o falta de seriedad en las actividades musicales".

Santa Cruz, D. (1950). Mis recuerdos sobre la Sociedad Bach.Revista Musical Chilena, 6(40), p. 8-62.

Consultado de https://revistamusicalchilena.uchile.cl/index.php/RMCH/article/view/12022/12382

© 2018 por Fundación Sociedad Bach La Serena

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon